Esta disciplina tiene una larga trayectoria circense y ha evolucionado de forma significativa a lo largo de los años. Actualmente la tendencia más contemporánea trata de fusionar la danza y expresión corporal con la vistosidad y elegancia de esta técnica aérea que puede realizarse de forma individual, en pareja o sincronizada.

La formación de figuras, las caídas, las deslizadas y la posibilidad de dar forma y utilizar la plasticidad de éste aparato ofrece un espectáculo visual elegante y al mismo tiempo espectacular.