Es una técnica circense más actual cuya forma circular y la posibilidad de girar rompe con el tradicional trapecio fijo. Deja ver la totalidad de la artista mientras realiza figuras mostrando la flexibilidad, fuerza y sinuosidad de su cuerpo. La altura a la que se sitúa aporta a esta especialidad una sensación de peligrosidad que lo hace todavía más espectacular.